Argentina
México
España

 


Restaurantes06/10/2015

¡Caracoles! (en bistrot Arlequín)

Una de esas (poquísimas) cosas que nunca deberían cambiar.

Arlequín es un local chaparrito, francés, no precisamente guapo aunque tampoco de pésimos bigotes; tiene una carta de vino bastante decente, con precios que no duele (demasiado) pagar; sus meseros son distraídos pero relativamente amables, como si hicieran su chamba por gusto y no por el varo; a veces, a sus baños les hace falta agua. Casi siempre se llena y la mesa de junto es casi tu mesa de lo pegaditas que están. La carta de alimentos de Arlequín no cambia nunca pero tiene unas cuantas buenas cosas, sobre todo si se concentran en guisos como la ternera forestière o el goulasch. Pero, por favor, olviden todo eso. Bistrot Arlequín tiene un platillo sensacional: los caracoles a la mantequilla, untuosos, densos, persistentes como el recuerdo de una noche no necesariamente feliz pasada en un bosque.

Arlequín está en Río Nilo 42, Cuauhtémoc; T 5207 5616

ALONSO RUVALCABA

¿Te gustó? Compártelo o deja tu comentario

TOP DE NOTAS !