Wine News05/12/2018

Valle de Guadalupe

Arquitectura, gastronomía y buen vino

Foto: Plataforma Arquitectura

Estos proyectos arquitectónicos combinan la naturaleza, diseño y la gastronomía de manera perfecta. Si te encuentras en el Valle de Guadalupe y te apasiona el mundo vitivinícola, tienes que visitar estos lugares maravillosos.

  1. Clos de Tres Cantos: Después de algunos cursos de enología bajo la tutela de Hugo D’Acosta, María Benítez y Joaquín Moya decidieron empezar su propia vinícola. Cloz de Tres Cantos originalmente era el proyecto de retiro de la pareja pero se convirtió en un templo del vino. Los aromas y sabores de los vinos producidos ahí son obtenidos mediante prácticas sustentables y de trato justo. Las etiquetas reciben nombres con trasfondo filosófico. Además de los viñedos y la casa vinícola, podrás degustar las etiquetas en la sala de degustación, hospedarte en el lugar y probar el nuevo proyecto gastronómico llamado “Ariette”, del chef abraham Sepúlveda. El menú del restaurante se adapta a los productos locales y de temporada.
  2. La Villa del Valle: Estos vinos fueron fundados por Phil Gregory y reciben el nombre de Vena Cava. En las 27 hectáreas del lugar, podrás encontrar viñedos, una casa vinícola, el restaurante Corazón de Tierra y un hotel boutique.
    Disfruta de vinos como el Big Blend, Tempranillo, el Vino Naranja o alguno de los vinos experimentales producidos a menor escala por Gregory.
  3. Adobe Guadalupe: Donald y Tru Miller dejaron Holanda para asentarse en el Valle de Guadalupe hace más de 2 décadas y hoy en día, gracias a su trabajo arduo, esta vinícola es parte de las paradas en la ruta del vino.
    El enólogo Daniel Lonnberg, crea los y cuida de los vinos mientras que Tru esta más en contacto con los huéspedes que aloja en su casa convertida en un pequeño y hermoso hotel boutique.
  4. Encuentro Guadalupe: El respeto por los alrededores y la naturaleza, hicieron que este conjunto de 3 restaurantes, vinícola y 1 hotel, se convirtiera en uno más especiales del Valle. Durante su construcción, el arquitecto Jorge García, utilizó una técnica que permitió no intervenir en el suelo directamente y alterarlo. Los 22 eco-lofts se encuentran flotando en el terreno. Otra opción, es el Raw Oyster Bar; una terraza que ofrece vistas espectaculares y productos frescos del Océano Pacífico.
  5. Bruma: Se fundó hace 3 años y hoy en día es uno de los proyectos que mejor ofrece diseño, hospedaje y oferta gastronómica del país. Comenzó como un proyecto familiar y pronto terminó siendo una de las mejores promesas arquitectónicas.

Rocío Boullosa

¿Te gustó? Compártelo o deja tu comentario

       

TOP DE NOTAS !