Spirits17/11/2016

Moët Hennessy, especialista en celebraciones

Básicamente, lo único que necesitan para el fin de año.

¿Quién puede dudar en este punto que Moët Hennessy es el proveedor más antojable de las fiestas de fin de año? Lo tienen todo: lujo, variedad, buen gusto a prueba de balas. Y ya están listas las botellas en ediciones especiales –y clásicas– para bombear incansablemente la fiesta para despedir para siempre a este dudoso año 2016. Que se vaya y no regrese. Para el principio de la noche, por ejemplo, está el cognac Hennessy Very Special Limited Edition, cuya etiqueta fue diseñada por el célebre tatuador Scott Campbell. Para acompañar la cena completa, el poderoso y elegante Cheval des Andes, un tinto imparable. Para reventar justo cuando den las doce del 31 de diciembre (o, vaya, en cualquier momento previo o posterior), un champaña Moët Chandon: los hay para cualquier estado de ánimo. Festivo, claro. Hagan su propio #MoetMoment. Alternativas burbujeantes todavía más lujosas al esperado conteo regresivo: el Plénitude 2 de Dom Pérignon, que viene recomendado por el gran Christoph Waltz, y la edición Journey de Veuve Clicquot, con su bello empaque viajero. Y para cerrar la fiesta –muy entrada la madrugada– una o varias copas de Glenmorangie Signet, para muchos el mejor whisky del mundo. ¿Listos? Fuera.

GLAM OUT

¿Te gustó? Compártelo o deja tu comentario

       

TOP DE NOTAS !