Restaurantes20/03/2013

Romita Comedor

Lleno todos los días, Romita Comedor ha sido desde su apertura el lábaro patrio del hípster romano. Pero también es otras cosas. Por ejemplo: un buen restaurante.

El local, ya sabrás, es enorme, con un techo desplegable, piso blanco y negro, acentos de madera, montones de plantas.

Es elegante, un poco rústico, un tanto frío.

La coctelería puede llegar a ser fantástica: hay que probar alguno de sus raspados con mezcal minero (menta y limón, por ejemplo) o su jarabe de agave, que es casi tropical.

Y la cocina. A cargo del chef Juan Carlos Campos, es una cocina mexicana doméstica apenas si reinterpretada.

Cosas que hay que probar: el taco de río con un enorme langostino encima, la ensalada de nopales curados con pico de gallo, aguacate, germinados y queso panela. Las enmoladas clasiquísimas con guajolote y un imperdible: los camarones jumbo a la parrilla con costra de chiltepín, un plato increíblemente jugoso, extremadamente bien preparado, retadoramente picoso.

No diríamos que están para chuparse los dedos si no estuvieran para chuparse los dedos:Están para chuparse los dedos.”

Romita Comedor
Álvaro Obregón 49, Roma; T 5525 8975

Por Glam Out

¿Te gustó? Compártelo o deja tu comentario

       

TOP DE NOTAS !