Restaurantes10/07/2013

Anatol: lo crudo y lo cocido

Anatol va llegando a Polanco y lo está haciendo de la mejor manera: explorando una cocina inteligente, sabrosa, sensacionalmente presentada. Vamos.

El espacio es sumamente guapo: amplio, perfectamente iluminado, detallado con precisión.

Está en la esquina de Anatole France y Masaryk, en las faldas del hotel Las Alcobas (donde alguna vez estuvo, por corto tiempo, el malhadado restaurante Nemi).

La cocina salada está dirigida por el chef estadounidense Justin Ermini; la cocina dulce, por la chef Mayra Victoria,también estadounidense.

El menú puede comenzar con un atún aleta amarilla, de las aguas de Ensenada, preparado estilo niçoise con tapenade, huevo de codorniz, papita, ejote, tomate y alcaparrón, o con un hamachi japonés con apenas una tártara de tomate, aceite de oliva y limón en conserva.

Después, la estupenda hamburguesa con queso idiazábal, la lonja de extraviado (deliciosa!) o el Brooklyn sándwich: un bien hecho corned beef que viene en pan de centeno con gruyère, ensalada de col, aderezo ruso, pepinillos.

¿Y los postres, apá? Nuestro favorito son las beignets, esas encantadoras donitas de Nueva Orleans que acá acompañan con un fondue de chocolate Valrhona Xocopili para chuparse las orejas.

Presidente Masaryk 390, Polanco; T 3300 3950

Por Glam Out

¿Te gustó? Compártelo o deja tu comentario

       

TOP DE NOTAS !